¿Usted sabía que la distribución de peso y la barra central de su pulverizador pueden beneficiar su producción?

¿Usted sabía que la distribución de peso y la barra central de su pulverizador pueden beneficiar su producción?

La distribución de peso es un elemento importante para el equilibrio y la estabilidad de los pulverizadores. Los beneficios se entrelazan también con la calidad de aplicación, ahorro de combustible, aumento de productividad, disminución de rastros y compactación del suelo.

Además de la excelencia en pulverización, la línea de pulverizadores autopropulsados Imperador es la única del mundo con barras centrales y distribución de peso 50 % en la parte delantera y 50 % en la posterior, tanto con la máquina cargada como vacía, lo que permite una mayor capacidad de trabajo en pendientes, de tracción y más estabilidad en áreas irregulares y húmedas.

La barra central también influye en la calidad de aplicación, evitando oscilaciones e impactos que pueden causar las diferencias del terreno en el que se transita, haciendo posible una mayor estabilidad durante las aplicaciones y 58 % más de producto diluido en el objetivo, comparándolo a la mejor competencia, garantizando más productividad y eficiencia en la aplicación.

En la línea de pulverizadores, los Imperadores 3.0 y 2000 tienen una franja de aplicación de hasta 30 metros, mientras que en los Imperadores 3000 y 4000, la franja es de hasta 36 metros de aplicación, asegurando un mayor rendimiento operativo.

Otras ventajas que los Imperadores 2000 y 3.0 ofrecen, como opcional, es el Sistema Ponte Verde, que usa el mismo rastro de la pulverización, reduciendo el tiempo de operación. Este sistema neumático hace la siembra de semillas en toda la extensión de la barra, con alto rendimiento operativo y excelente uniformidad, con un coeficiente de variación de hasta 10 %.

Con la línea Imperador, usted garantiza calidad de aplicación y más productividad en su plantación.