«No me imagino trabajando en otro sitio. Esta es mi segunda casa»

«No me imagino trabajando en otro sitio. Esta es mi segunda casa»

«Una empresa en la que me encontré. Adoro lo que hago». Es así como Silmara Blank Moura, analista de métodos y procesos, define cómo es trabajar en Stara. Trabajando en la unidad de la empresa en Carazinho hace nueve años, Silmara empezó en el rebabado, llevó un curso de torno y pasó a la mecanización en la que permaneció por cuatro años. Pasado ese tiempo, comenzó a trabajar en la sala de herramientas, donde actúa en el área administrativa.

Para la analista de métodos y procesos, Stara es prácticamente una familia: «Para mí, trabajar en Stara, es todo. No me imagino en otro sitio. Esta es mi segunda casa». Silmara agradece todas las oportunidades de crecimiento que ya tuvo. «La oportunidad llega. Depende solo de nosotros querer, buscar, empeñarnos en lo que hacemos y tener ese compromiso. Si haces lo mejor que puedes, serás reconocido», afirma.

Silmara nos cuenta que, entre las ventajas de trabajar en Stara, el empleado tiene la oportunidad de mostrar su labor, exponer su opinión y que la empresa colabora para que él logre hacer el mejor trabajo.

Acerca de las expectativas para el futuro, Silmara dice que son las mejores posibles y que continuará contribuyendo para el crecimiento de la empresa. «Se ve el desarrollo de la empresa. Era de una forma y hoy está mucho más grande, comprando nuevas máquinas, ampliando la fábrica, ofreciéndonos todo lo que necesitamos. El crecimiento es cada vez mayor y eso es excelente. Tendremos muchos desafíos y cosas nuevas para desarrollar, mucho para colaborar para la evolución de Stara», completa.

Stara siempre está pensando e invirtiendo para ofrecerles lo mejor a los empleados. La valoración y respeto a las personas es parte de los valores de la Familia Stara.