“Es muy gratificante estar trabajando todos estos años en Stara”

“Es muy gratificante estar trabajando todos estos años en Stara”

«Esta es una familia. Estar trabajando en Stara todos estos años es muy gratificante». Son las palabras de João Cláudio Camargo, empleado de Stara hace 28 años; trabajando y creciendo con la empresa. Anteriormente trabajaba en un taller mecánico, pero buscaba nuevas oportunidades de progresar. «Cuando empecé a trabajar en Stara me sentí desafiado, sin embargo era lo que yo quería: una oportunidad. Aquí concreté varios sueños, terminé mis estudios, compré mi casa, mi carro. Crecí con la empresa», cuenta João.

João Cláudio recuerda cómo la empresa era diferente al comienzo de su carrera: «Cuando comencé había 100 empleados. Todos se conocían entre sí. Ahora hay mucha gente. La tecnología era otra, también. Mi inicio fue como ayudante de pintor. En aquel entonces no existían los adhesivos. Era todo manual. Ponía una plantilla en el implemento y con una pequeña pistola pintaba el nombre de Stara». João Cláudio trabajó también en la Soldadura y siguió para la sección de Herramientas, en la que labora hasta la actualidad.

Para João Cláudio, uno de los momentos que más marcaron su trayecto en Stara fue cuando la tercera y cuarta generación de la familia Stapelbroek Trennepohl asumió la dirección de la empresa. «Desde ese momento Stara comenzó a crecer más; estaba en el camino correcto. Fue como encender una luz y salir de la oscuridad. Nos trajo seguridad a nosotros, los empleados. Don Gilson dijo que debíamos creer en él y en la familia, que todo saldría bien. Stara comenzó a evolucionar, los empleados tuvieron más oportunidades de crecimiento», nos dice.

El intercambio de conocimientos es constante. João Cláudio nos cuenta que siempre compartió todo lo que sabe y que nunca tuvo miedo de enseñarle a alguien y que pudiese perder su puesto. «Ellos me piden que les enseñe, pero al hacerlo aprendo mucho con ellos; es un intercambio reconfortante. Nadie sabe todo. Nunca lo sabrá. Lo que yo sé, intento pasarlo a los otros. No sirve de nada guardarlo para sí. João Cláudio nos dice que se emociona al encontrar amigos y compañeros de trabajo que le dicen «fue usted que me enseñó». «Es tan satisfactorio. Nada es mejor que eso», revela.

João Cláudio nos confiesa que la evolución de la tecnología es emocionante y sorprendente. «Nunca imaginé que la tecnología de la fábrica llegaría a este punto, también para desarrollar las máquinas.  Cuando comencé era todo simple y al hacerse cualquier cambio, ya era una evolución. Hoy, de un día para el otro, hay una nueva tecnología. A veces es intimidante, de tanto que evoluciona», afirma después de trabajar con tantas tecnologías diferentes.

Dedicando tantos años a la empresa, João Cláudio se enorgullece de ver una máquina Stara trabajando en el campo: «Es un poco de ti que está allí. Por muy poquito que sea, tú ayudaste de alguna manera».  João Cláudio espera que la empresa siga creciendo: «Llegaremos a las diez más grandes del mundo en el área y pretendo seguir trabajando aquí por al menos diez años más.

NOTICIAS VINCULADAS

PRODUCTOS VINCULADOS